Finde

-¡Cómo me gusta el finde, cari! -dijo él, sentándose en el sofá y cogiendo el mando de la tele.
-Sí, amor, esta noche podíamos… -dijo ella.
-No me digas más, Juego de Tronos, una maratón de capítulos. Lo pongo.
-No, me refería a algo diferente…
-Vale, vale. Tu ganas. Nos marcamos una de Walking Dead.
-¡No, no! Hoy podríamos hacer algo que nos guste a los dos.
-¡Sexo! Vale, me parece bien.
-Que no. No es eso.
-Pues no sé. Scandal, House of cards, Breaking Bad… Espera, espera, ya lo tengo: True detective. No dirás que no me esfuerzo, te estoy ofreciendo lo mejor de mi.
-Podríamos hacer algo que hace mucho que no hacemos.
-… ¿Sexo?
-Imbécil. Vale, déjalo, pon lo que te de la gana.
-¿No estarás con la regla? ¿Otra vez?
-¡No, no estoy con la puta regla!
-¡No querrás que ponga una serie española! ¡No por Dios!
-Ella resopla y se cruza de brazos.
-Vale, pero solo si es Crematorio -dice él.
-Pon lo que quieras. Pero cállate de una vez.
-Vale, vale. Pero luego no digas que no te he dejado elegir. Ahí va, Games of Thrones, en versión original. Para que veas que te quiero.
Se escucha la intro de la serie, y un tono discordante suena procedente de un móvil.
-¡Por favor, ponlo en silencio! -dice él.
Ella coge el móvil y empieza a leer y escribir. Él la mira de reojo y vislumbra una mueca que parece una sonrisa.
-¿Quién es? -pregunta él.
-Es Arne, de la oficina.
-¿Arne? No sé quien es -dice él alternando la mirada de la pantalla a la sonrisa de ella.
-Lleva un mes, vino de la central de Suecia.
-¡Ah! No lo sabía, no me habías dicho nada. ¿Y qué quiere? -dice fijando la mirada en ella.
-Nada, que están quedando para tomar algo dentro de un rato.
-Ah. Arne, nunca había oído ese nombre. Dime, por curiosidad, ¿es nombre de chico o de chica?
-Chico.
-Oye, ¿por qué no apagas mejor el móvil? Lo digo por ti, que te estás perdiendo todo el capítulo.
-No te preocupes, me voy, he quedado con los de la ofi.
-¿Y ese tal Arne va?
-Sí, claro.
-Oye, mira -dice él tras apagar la tele-, que digo yo, que mejor me voy contigo, cari.
-No, no te preocupes, no hace falta, si te vas aburrir, seguro que hablamos de trabajo y no te enteras de nada. Mejor quédate aquí, con tus series. Hasta puedes hacer una maratón de batalla de series, a ver cual gana.
-Que no, que no, que yo voy, si tus compis me caen genial. Decidido, voy, si ya estoy cambiado.
Se levanta y sale del salón, volviendo al instante con la misma ropa y unas deportivas.
-¡Listo! -dice y la mira-. ¿Por qué te ríes?
-No me río.
-Sí te ríes, estas intentando disimular pero estas riéndote.
-No que va.
Él se calla un instante y cierra los ojos.
-No hay ningún Arne, ¿verdad?
-En Suecia muchos, seguro.
-Eso es jugar sucio.
-Pero ¿te vienes o no?
-Vale pero, antes de irme déjame ver solo una intro, por fi.
-Vale, rapidito.
-Y cuando volvamos te puedes poner el disfraz que te regalé de…
-Vete a la mierda. Me largo.
-No, no, espera. Vale, solo la intro.
-¿Cuál?
-Los 4400.
-Pero si decías que la serie era una mierda.
-Pero la intro es de las mejores.
-Vale, pero rapidito, que llegamos tarde.
-Te quiero.
-Te odio.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. INSOMNE dice:

    Sigues siendo el mejor, de cualquier cosa te sacas una historia. Espero que sea ficción cien por cien 😉

    Me gusta

    1. Jorge Moreno dice:

      Muchísimas gracias. Exageras, pero siempre es gratificante que nos exageren un poco. Y por tu tranquilidad, 99% ficción: me encanta la intro de esa serie.

      Besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s